¿ESTÁS AL TANTO DE LOS CAMBIOS EN LA LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS DE TU EMPRESA?

Como empresa cuidarás la privacidad de la información de tus clientes y empleados, pero con el nuevo Reglamento de Protección de Datos que entrará en vigor el próximo 2018, será obligatorio cumplir con esta obligación, porque de no ser así cualquier infracción podría causar una multa que asciende hasta los 20 millones de euros.

 

Security

 

Estos nuevos cambios también se aplican a la pequeña y mediana empresa, que en su caso tendrán que informar de posibles infracciones o ataques y del nombramiento del delegado de protección de datos de aquellas empresas que hagan uso de BB.DD. periódicas.

 

¿POR QUÉ LAS PYMES NO APLICAN LA NORMATIVA?

La principal causa es el desconocimiento de la Ley por su poca divulgación. Muchas empresas no son conscientes de la importancia y consecuencias que esta normativa puede acarrear.

Sin embargo, las pequeñas empresas sí están poniéndose en marcha y cumpliendo con las exigencias. Pero, por otro lado, se encuentran con el problema de que no están suficientemente informadas por el desconocimiento general.

 

PASOS HACIA EL CAMBIO

Para poder cumplir bien con la normativa lo que se tiene que realizar es un estudio de qué programa de seguridad se tiene, ver cuál es la política y procedimiento de protección de datos y asegurarse de que se tienen acuerdos sobre el tema y las notificaciones en orden.

Es importante la construcción de una infraestructura sobre la protección de datos y hacer un programa de privacidad acorde.

El mantenimiento de un registro del tratamiento de las actividades y de medidas preventivas para que no ocurran ataques también es otra medida a llevar a cabo para estar en conocimiento de qué datos se manejan, en qué sistemas, quién tiene acceso y hace uso de los mismos.

Como exigencia del reglamento, se impone la notificación de cualquier ataque que vulnere la protección de datos de la empresa. Esto obliga a que cualquier empresa que sufra un ataque, sea transparente con ese error.

En  España, los ratios de seguridad son mejores que en otros países del ámbito europeo. Sin embargo, eso no significa que no haya ataques y por esta razón hay que estar actualizado ante los nuevos cambios de seguridad.

 

¿Está tu empresa protegida de una posible fuga de datos? Ten en cuenta estos consejos y, ¡no olvides compartir!

Compartir este artículo